Tag Archive | responsabilidad civil

Seguros de vehículos, los mejor evaluados; Según estudio, el ramo peor calificado es la responsabilidad civil


El costo promedio anual de las pólizas para autos bajaron de $1,12 millones en 2009, a $1,11 millones en 2010.

La creciente competencia de las aseguradoras por ganar mercado en el ramo de las pólizas voluntarias de vehículos, no sólo ha servido para que cada vez más propietarios de carros se animen a adquirir un seguro de este tipo (que es obligatorio en el caso de quienes compran su vehículo a crédito), sino también para mejorar el servicio de este ramo, que es el más popular en el país y el de mayor facturación.

El más reciente estudio de calidad de servicio de la Asociación Colombiana de Corredores de seguros (Acoas) revela que los seguros de automóviles fueron los mejor calificados, con una nota de 7,81 (en una escala de uno a nueve, donde nueve es la mejor), mientras que los seguros de responsabilidad civil obtuvieron la calificación más baja, con un 7,24.

José Orlando Montealegre, presidente de Acoas, explica que la buena percepción que tienen los corredores de seguros de automóviles se debe a que las compañías se han esforzado por ganar terreno, ofreciendo servicios adicionales como grúas, conductor, carro temporal de reemplazo, acuerdos con talleres, asistencia jurídica, etc.

“Las pólizas ahora ofrecen una cobertura muy completa y están constantemente innovando, pues este es el ramo que les da más dinero”, explica el dirigente gremial. De acuerdo con las estadísticas de Fasecolda, al cierre del año pasado en el país 1,57 millones de carros contaban con un seguro voluntario, 126 mil más que en el 2009.

Entre todos, les generaron una facturación por primas de 1,75 billones de pesos a las aseguradoras en el 2010, lo que implica un crecimiento del 7,96 por ciento anual.

Este crecimiento se dio gracias al abaratamiento de los carros y a las bajas tasas de interés, lo que permitió que en el 2010 se registrara un récord en ventas de vehículos en el país. Esto llevó además a que el costo promedio anual del seguro bajara de 1,12 millones de pesos en el 2009 a 1,11 millones el año pasado.

De acuerdo con la encuesta de Acoas, que fue realizada por el Centro Nacional de Consultoría entre noviembre y diciembre de 2010 en Bogotá, Medellín, Calí, Barranquilla y Bucaramanga, para los corredores de seguros las tres mejores compañías en lo que atañe a seguros de vehículos son Suramericana, Liberty y Royal and Sun Alliance.

LOS LUNARES

Caso contrario es el de los seguros que cubren el riesgo de responsabilidad civil, que es la obligación que recae sobre una persona de reparar el daño que ha causado a otro, por ejemplo, en un accidente de tránsito cuando hay heridos o muertos. Montealegre sostiene que aún hay desconocimiento sobre seguro.

Así mismo, al evaluar a todos los ramos de seguros, para los corredores la calificación más baja la obtuvo la agilidad para expedir las pólizas.

7,96 por ciento aumentaron las primas pagadas por los usuarios de seguros de automóviles el año pasado.

Disminuyeron los robos

El año pasado, 5.772 carros, que cuentan con seguro, fueron hurtados, es decir, 87 menos que en el 2009.

Bogotá y Medellín fueron las ciudades que registraron la mayor cantidad de robos, cada una con 30 por ciento del total nacional.

Marzo fue el mes en el que más carros fueron hurtados (506) y febrero en el que menos (455).

El tipo de carro más robado fueron los automóviles particulares (50 por ciento), seguido de camionetas, camperos y motos (cada uno con 21 por ciento). Los vehículos pesados fueron los menos atractivos para los ladrones. Sólo participan con el 8 por ciento.

Menos siniestros, pero más costosos

Aunque el año pasado hubo menos siniestros con vehículos asegurados (choques y robos) que en el 2009, estos fueron más costosos que un año atrás.

Las cifras de Fasecolda indican que en el 2010 se presentaron 190.160 siniestros, por los cuales las aseguradoras pagaron 982.500 millones de pesos, mientras que un año atrás fueron 192.243 siniestros, con un costo de 973.705 millones.

Del total de siniestros pagados en el 2010, el 19,8 por ciento fue por daños totales, mientras que el 51,3 por ciento se destinó a daños parciales.

Así mismo, 12,6 por ciento correspondió al hurto del vehículo, mientras que un 16,3 por ciento se fue para la cobertura de responsabilidad civil.

“Las personas creen que la mayor razón para comprar un seguro de autos es para protegerlos contra daños o hurto. Si bien el seguro ofrece estas coberturas, la más clave razón para adquirir una póliza de autos es la de responsabilidad civil. Muchos conductores no saben que sin este seguro, están expuestos a perderlo todo”, dice Fasecolda.

19,8 por ciento de los siniestros registrados el año pasado en los seguros vehiculares correspondió a daños totales.

Fuente: Portafolio

Anuncios

Póliza para el transportador de carga


Cuando el transportador es contratado por el generador, adquiere el compromiso de movilizar ciertos bienes de un lugar a otro sin dañarlos y, en un tiempo aproximado a cambio de un flete. Este compromiso que se pacta de forma consensual se denomina “contrato de transporte” y su existencia se prueba través de un documento que por vía marítima es el conocimiento de embarque, por vía aérea es la carta de porte y por vía terrestre nacional es la remesa terrestre de carga.

El seguro que adquiere un transportador de carga es, entonces, un seguro de responsabilidad civil contractual, pues su objetivo es respaldarlo ante el posible incumplimiento de sus obligaciones contractuales pactadas con el generador o remitente de la mercancía.

En caso de que el transportador dañe o pierda la mercancía tendrá que indemnizar con su patrimonio al generador en virtud del contrato de transporte, a menos que haya adquirido un seguro de responsabilidad civil contractual, en cuyo caso la aseguradora asumirá el pago.

Cabe resaltar, que la aseguradora solo amparará al transportador, si el daño a la mercancía fue fruto de una acción u omisión “culposa”. Si la acción fue dolosa, la aseguradora no está obligada a pagar según la legislación colombiana. Por esta razón en este caso, el transportador deberá responder con su patrimonio. Si el daño fue fruto de una causa fortuita como por ejemplo la fuerza de la naturaleza, el transportador esta exento de responsabilidad y ni él ni su aseguradora están obligados a pagar.

El transportador también puede asegurarse contra el daño que pudiese causarle a terceros, con los que no tenga ningún tipo de vínculo contractual, en ejercicio de su actividad. Por ejemplo, si el conductor de un camión llegase a chocar su vehículo contra el de cualquier ciudadano común, contra su casa, o llegará a causarle lesiones personales o la muerte; tendría que indemnizar a la victima y esta responsabilidad puede cubrirse a través de un seguro de responsabilidad civil extracontractual. Este tipo de seguros también se utiliza para amparar el riesgo de daño ambiental, por ejemplo, cuando se transportan mercancías peligrosas como combustibles o ácidos.